Inicio Buenas Prácticas Una década contribuyendo a la Responsabilidad Social Universitaria

Una década contribuyendo a la Responsabilidad Social Universitaria

348
Compartir
Areandina cumplió una década reportando sus impactos sociales, ambientales y económicos, siendo líder en la gestión de la Responsabilidad Social.

Por décimo año consecutivo Areandina presenta su informe de sostenibilidad, como parte del diálogo con sus grupos de interés, esta institución pionera en ejercicios de rendición de cuentas en la educación superior, responsabilidad, ha avanzado en materializar los requerimientos sociales, ambientales y económicos, gracias a su modelo de gestión ética y socialmente responsable. 

En Colombia, uno de los retos para las instituciones de educación superior es medir su aporte al desarrollo sostenible, es allí donde Areandina encontró su campo de acción, apostándole, como parte de su sello institucional, a la Responsabilidad Social Universitaria en las diferentes áreas de su quehacer, pues espera que en sus aulas se formen los líderes que aportaran al progreso regional y del país. 

Gracias a este esfuerzo, hoy esta institución es un ejemplo de una academia que avanza hacia la calidad en todos sus procesos, mientas promueve el acceso e inclusión.

¿Cómo funciona el modelo de Gestión Ética y Socialmente Responsable?

Para entender cómo se desarrolló este modelo, primero se debe destacar que a lo largo de estos años, el informe ha integrado cuatro estándares internacionales, ajustando su estrategia y pensamiento institucional para crear una ruta de acción, que responda a los 10 principios de Pacto Global, las 7 materias fundamentales de la ISO 26.000, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Estándar del Global Reporting Initiative, lo que enmarca sus acciones en un modelo de gestión confiable y de alta calidad. 

En segundo lugar, lo que lo hace único y articulador, es su enfoque de cohesión institucional, pues articula los programas y acciones institucionales al desarrollo social bajo 4 líneas de acción y 6 principios. 

Finalmente, y como tercer diferenciador, esta institución de educación superior, ha entendido que la proyección social, además de ser una función sustantiva, es una expresión de la de la Responsabilidad Social Universitaria y por lo tanto debe favorecer la interacción de la comunidad académica con su entorno.

Impacto social con carácter regional: 

Con el paso de los años, Areandina ha perfeccionado su modelo de gestión ética y socialmente responsable, impulsando cambios significativos en la gestión de sus impactos. Por ejemplo en el 2018, logró el cumplimento del 100% de sus metas ambientales, reduciendo los residuos, ahorrando agua, papel y energía en todas sus sedes. 

Te puede interesar: «Aún es posible la gestión eficiente y sostenible de la energía en Colombia»

Ya que el cuidado del ambiente en un eje central de la estrategia de sostenibilidad, se invirtieron más de $124 millones de pesos para el fortalecimiento de proyectos académicos relacionados con esta temática. 

Por otro lado, al ser una universidad que procura el acceso regional, se empoderó a la comunidad generando proyectos valorados en $400 millones de pesos, donde impactamos 25 mil personas, con encuentros, conferencia y clases magistrales. 

En esta línea se fortaleció las competencias humanistas y de trabajo social, promoviendo un voluntariado que aporta a la vida personal y profesional de los involucrados. Estas acciones de trabajo comunitario en Pereira, Valledupar y Bogotá, atendieron con 17 proyectos directos e indirectos a 66 mil personas. 

Huella Sostenible: 

Durante este tiempo de reporte y como un reconocimiento a estas acciones, Areandinda recibió diferentes premios y desarrolló diversas iniciativas, en 2009 fue certificado por Fenalco Solidario, lo que significó el reconocimiento a buenas iniciativas, aunque incipientes de alto impacto, por esta razón dos años después en 2011, Areandinda se unió al Pacto Global, en aras de consolidar las acciones en temáticas particulares como el ambiente, por esta razón este mismo año fueron reconocidos por CEMEFI en México como ejemplo de buenas prácticas en responsabilidad social. 

En 2012, articulados con los grupos de investigación y publicaciones,  Areandinda se unió a los Principios para la Educación Responsable de las Naciones Unidas, lo que significó un tercer reconocimiento de Fenalco Solidario y por segunda vez del CEMEFI. 

En 2015, articularon y alinearon el modelo con los 17 objetivos de desarrollo sostenible en concordancia con el reto global. Esos lineamientos fueron fundamentales para ser parte del LASIN (Latin American Social Innovation Network) ampliando el horizonte de apoyo a iniciativas sociales. 

Este mismo año se generó el primer reporte basado en la metodología GRI, siendo la primera institución de educación superior en hacerlo.  

Buscando fortalecer nuestro Gobierno Corporativo, en 2017, fueron la primera universidad en Colombia en realizar una medición de Transparencia y Buen Gobierno. 

Recogiendo el fruto de tantos años de trabajo, Areandina obtuvo 5 estrellas en Inclusión y 3 estrellas en Responsabilidad social en el Ranking QS Stars Rating System, un estándar internacional que mide a universidades de todo el mundo en diferentes áreas y certifica su excelencia.