Inicio Consumo Responsable PET reciclado, un paso seguro hacia la economía circular

PET reciclado, un paso seguro hacia la economía circular

805
Compartir
Las botellas PET se pueden identificar fácilmente, ya que están marcadas con un triángulo y el número 1, ubicado generalmente en la base de la misma.

“El PET es uno de los materiales más importantes de la industria del plástico gracias a sus características de transparencia, ligereza, apto para el contacto con alimentos, pero sobre todo, por ser 100 % reciclable”, señala John Henry Villamizar, Country Manager de Apropet, firma que se especializa en el reciclaje de este material, luego de su uso, y que durante el 2018 logró acopiar aproximadamente unas 100.000 toneladas de PET, o algo así como unas 42 millones de botellas por mes.

“Reciclar es un tema que nos favorece a todos. En la medida en que contribuyamos al reciclaje de los materiales, tendremos un medio ambiente mejor y se podrán generar proyectos productivos de impacto social; pero necesitamos que se cumpla la otra parte: disponer bien de los envases”, dijo Villamizar, enfatizando en que la conciencia personal es un factor clave para que las botellas utilizadas no terminen en fuentes hídricas o rellenos sanitarios, teniendo en cuenta que en Colombia se recicla menos de la tercera parte de las botellas consumidas.

Las botellas PET se pueden identificar fácilmente, ya que están marcadas con un triángulo y el número 1, ubicado generalmente en la base de la misma. Luego del proceso de reciclaje, se obtiene una resina con la que se generan botellas nuevas, lo que trae consigo un impacto ambiental positivo.

Las botellas plásticas deben ser desechadas en canecas de reciclaje, o dentro de bolsas blancas para facilitar la labor de los recicladores y de miles de familias que viven de esta práctica en Colombia.

El PET es la variedad de plástica más utilizada y con mayor acogida en la sociedad, ya que su peso es mucho menos al de los envases tradicionales, lo que lo hace óptimo para su transporte, además de que reduce las emisiones de CO2.

Pese a ser un producto tan útil, es importante que todos contribuyamos a su reciclaje, ya que, según Greanpeace, para el 2020 se producirá un 900% más de plásticos que en el año 1980, lo que se traduce a cerca de 500 mil millones de botellas plásticas anuales.

“Bajo todas estas características, es de resaltar que el PET, material protagonista de la industria del plástico, es y seguirá siendo uno de los más importantes en la cadena productiva y el que contribuye de una manera real con la economía circular”, concluyó Villamizar.