Compartir

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales Ideam, la Guajira es la región que recibe el máximo brillo solar en el país. Dichas condiciones naturales favorables, sumadas a la amplia cubierta de la Oficina Riohacha del Banco Popular, hacen que esta sucursal cuente con un amplio potencial para autogenerar energía y ser autosostenible. 

Por ello, se instalaron 126 paneles solares en modalidad On Grid (sin baterías) que autogeneran 57.32MWh de energía al año; estos brindan energía eléctrica para el funcionamiento del aire acondicionado, iluminación, cajeros automáticos, computadores y, en general, de toda la oficina. 

En la misma línea de responsabilidad energética, la oficina cuenta, además, con un sistema refrigerante variable, que regula el encendido y apagado de las máquinas en función de la temperatura y de la carga térmica dentro de la oficina, lo que produce un consumo altamente eficiente de energía. 

Te puede interesar: El hielo de Groenlandia se está derritiendo en tiempo récord

“El principal beneficio de contar con una oficina del banco Popular autosostenible es que estamos contribuyendo con el planeta, asimismo, generamos excedentes de energía limpia que, a futuro, esperamos entregar a la red eléctrica de la ciudad. Adicionalmente, hoy en día somos más conscientes de nuestro impacto en el planeta, de hecho, muchos clientes prefieren empresas cuyas acciones reflejen sus valores y preocupaciones. Iniciativas como esta nos permiten dejar huella positiva”, señaló Carlos Eduardo Upegui Cuartas, Presidente del Banco Popular.

La luz del sol tarda un poco más de ocho minutos en llegar a la Tierra y unos segundos más para entrar en contacto con los paneles solares.

Si bien este es un proyecto piloto, el Banco Popular analiza la posibilidad de replicarlo en zonas con alto potencial de autogeneración de energía eólica y solar, teniendo en cuenta los estudios técnicos que se realicen al interior del Banco.

Si se pudiera capturar toda la energía solar que impacta la tierra durante una hora, se podría alimentar el total del consumo energético del planeta durante un año