Compartir
la compañía Riopaila adoptó este sistema como una alternativa que busca mitigar las pérdidas en el rendimiento de los cultivos de caña de azúcar

En su apuesta por la sostenibilidad, la compañía Riopaila adoptó este sistema como una alternativa que busca mitigar las pérdidas en el rendimiento de los cultivos de caña de azúcar que se pueden generar por las altas poblaciones de plagas, organismos que causan daño al cultivo.

Este sistema consiste en la liberación de diferentes insectos benéficos (enemigos naturales) en el campo, con el objetivo de controlar las plagas que causan daño al cultivo, teniendo en cuenta unos niveles que no sobrepasen el umbral económico establecido para un determinado cultivo.

La plaga que tiene mayor presencia en la variedad de cañas,  es el barrenador de la caña, también conocido como Diatraea spp, capaz de causar daños irreversibles y pérdidas, tanto en el azúcar como en sacarosa.

Te puede interesar: ¿Cuáles envases de bebidas se pueden reciclar?

Para combatir este organismo, la compañía hace uso de 3 insectos: 1) Parasitoides de huevos de insectos, denominado Trichogramma exiguum 2) Mosca de la familia de los taquínidos, las cuales controlan larvas del genero Diatraea y 3) Avispa Cotesia flavipes, parasitoide de larvas; tomando como base las regulaciones establecidas por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, entidad que tiene como objetivo contribuir al desarrollo sostenible del sector agropecuario.

Durante el año 2018, la empresa llevó a cabo liberaciones de insectos benéficos en las zonas de Pradera y Zarzal (Valle) para el control de la Diatraea En Planta Riopaila, ubicada en La Paila, Zarzal, se realizó una liberación de insectos en 7.407 hectáreas. De igual manera, en Planta Castilla, ubicada en Pradera, Valle se realizó una liberación en los cultivos en 6.765 hectáreas.

El Grupo Agroindustrial Riopaila Castilla es pionero en el gremio azucarero en importar insectos benéficos desde Asia para implementar este método en sus cultivos.

A la fecha, el resultado de esta práctica ha arrojado un nivel económicamente sostenible para la organización, ya que el sistema de controladores biológicos ha logrado mantener los niveles de infestación en un 2,5%, por debajo del umbral de pérdida económica, principalmente por Diatraea spp barrenadores de tallo.

Te puede interesar:  ¿Si el plástico no es el problema, cuál es el problema?

Con la puesta en marcha del Sistema de Controladores Biológicos, el Grupo Agroindustrial Riopaila Castilla sigue adoptando prácticas que responden a la política de sostenibilidad de la compañía y a su Mega Meta Ambiental.