Inicio Buenas Prácticas Empoderando a las mujeres en América Latina

Empoderando a las mujeres en América Latina

148
Compartir
La multinacional de belleza de origen peruano Belcorp,  promueve cada año el empoderamiento de más de 6 millones de mujeres y sus familias en la región.

La multinacional de belleza de origen peruano Belcorp,  promueve cada año el empoderamiento de más de 6 millones de mujeres y sus familias en la región, a través de la generación de empleo, el canal de venta directa de sus productos de belleza, los programas sociales de su Fundación Belcorp y las campañas de empoderamiento de sus marcas Ésika, L’Bel y Cyzone.

La corporación viene impulsando hace más de 50 años la promoción del empoderamiento de millones de mujeres en la sociedad y la consolidación de una cultura corporativa que ofrece las mismas oportunidades para todo su capital humano. Se estima que el 72% de sus colaboradores totales son del sexo femenino, mientras que el 73% de sus cargos de liderazgo son ocupados por mujeres. 

De  igual manera, durante  los últimos 16 años, la compañía ha donado más de 15 millones de dólares a la Fundación Belcorp, la cual ofrece dos programas de inversión social, Programa de Becas y Grandes Mujeres, que promueven el empoderamiento de mujeres en situación de vulnerabilidad. Estas iniciativas han beneficiado a más de 28 mil mujeres en América Latina.

Te puede interesar: Estudiantes tienen como aula de clases un restaurante

“Con cada una de nuestras acciones, buscamos generar un impacto positivo en la vida de nuestras consultoras, colaboradores, consumidores y la sociedad en la que vivimos. Por esto, nuestro compromiso con la sostenibilidad aporta al empoderamiento de la mujer, promueve el respeto de los derechos humanos y fortalece la protección del medio ambiente”, asegura Lorena Salgado, Gerente Regional de Asuntos Corporativos de Belcorp.  

La multinacional reconoce que sus colaboradores hacen posible que la compañía sea una realidad y tenga el alcance y el compromiso necesario para generar un impacto positivo en la sociedad. Es por eso que el desarrollo de su potencial, el fortalecimiento de sus valores y su bienestar integral son prioritarios.