Compartir

Chevron, la Diócesis de Riohacha y la Fundación Prosowa presentaron oficialmente el primer Banco de Alimentos de La Guajira, un nuevo programa de apoyo nutricional para niños y sus familias en situación de vulnerabilidad. Al evento fueron convocados empresarios, fundaciones, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, a quienes se invitó a hacer parte de una alianza que busca consolidarse como el programa de lucha contra el hambre más importante del departamento.

El primer Banco de Alimentos de La Guajira es un centro de recepción, acopio y distribución de alimentos y víveres de primera necesidad, que permite atender a miles de familias y población migrante que no tienen seguridad alimentaria. En ese sentido, se prevé que para el año 2020 este banco beneficie a más de treinta mil personas al año en Riohacha y los municipios cercanos.

La iniciativa aporta al segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que busca eliminar el hambre en el mundo.

 

Cabe resaltar que esta iniciativa contó con el apoyo económico de Chevron para su construcción y dotación, que le garantiza su funcionamiento, y con el respaldo logístico de la Diócesis de La Guajira y la Fundación Prosowa.

Te puede interesa: ¿Sabes cuáles son los beneficios que nos proporcionan los océanos y su vida submarina?

Esta iniciativa complementa otros proyectos de inversión de la compañía en el departamento, entre los cuales se incluyen granjas autosuficientes y programas de atención integral en salud y nutrición.


Sobre la inseguridad alimentaria y el desperdicio de alimentos

Los bancos de alimentos en el mundo trabajan en resolver dos problemas antagónicos; por un lado, la inseguridad alimenticia y por otro, el desperdicio de alimentos. Mientras hay familias que no pueden acceder a una adecuada nutrición, productos alimenticios se están arrojando a la basura. De acuerdo con cifras del Departamento Nacional de Planeación, en Colombia se desperdician más de 9 millones de toneladas de alimentos cada año y hay más de 500 mil niños con malnutrición crónica.

Se prevé que en 2020 el Banco de Alimentos beneficiará a más de 30 mil personas al año en Riohacha y los municipios cercanos.

En ese sentido, Chevron apoya los bancos de alimentos en varios países donde tiene operación, con excelentes resultados. Al respecto, estas iniciativas han demostrado su eficiencia, seriedad y compromiso para gestionar las donaciones de forma continua y verificable, y para atender realmente a las poblaciones más necesitadas.

A través del Banco de Alimentos de la Guajira, la Diócesis de Riohacha y ABACO (Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia) esperamos vincular a empresarios, fundaciones y organizaciones nacionales e internacionales que quieran ayudar a mejorar la calidad de vida de las familias en La Guajira. “El vehículo está creado, solo necesitamos sumar esfuerzos en pro de la nutrición en el departamento”, concluyó Serrano.